Osteopatía y Cefalea Tensional

cefalea-tensional-y-osteopatía

La cefalea es uno de los síntomas más habituales que presentan nuestros pacientes cuando acuden a la clínica. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 50% y el 75% de los adultos entre 18 y 65 años han padecido algún tipo de cefalea en el último año (1).  La cefalea tensional (CT) es considerada dentro de la clasificación de la International Headache Society como uno de los dolores de cabeza primarios junto con la migraña, cefaleas relacionadas con el nervio trigémino y otras cefaleas (2). Andlin-Sobocki et al. estiman la CT como el dolor más frecuente en el adulto (3).

Diagnóstico

No hay pruebas complementarias que avalen su diagnóstico, el cual se hace a través de la clínica que presenta el paciente y excluyendo otras posibles entidades. No está claro su origen ya que los estudios sobre los mecanismos patogénicos no son definitivos (4). Algunos autores relacionan la tensión muscular que se presenta en la CT con un origen físico como causa principal; otros con estrés o causas psicológicas (ansiedad, depresión,….).

La CT se define como dolor continuo, no pulsátil en la parte superior del cráneo, zona del occipital y/o frontal. No se suele acompañar de otros síntomas. A veces se asocia con trastornos emocionales y del sueño.  Puede durar desde unos breves minutos hasta varios días y es de intensidad leve o moderada sin carácter neuropático. Los tipos de CT se clasifican en: episódica y crónica. Dentro de la CT episódica se presentan dos subtipos: infrecuente (menos de 1 día al mes) y frecuente (más de 1 día al mes pero menos de 15 días durante al menos 3 meses). Ambas pueden estar asociadas o no a hipersensibilidad pericraneal. La CT crónica tiene una frecuencia de más de 15 días al mes. Se pueden presentar síntomas asociados como  fotofobia y/o fonofobia con leve náusea o sin náusea ni vómito, lo cual no ocurre en la CT episódica. Puede estar o no asociada a hipersensibilidad pericraneal. La CT se produce mucho más en el sexo femenino.

La eficacia terapéutica de fármacos antiinflamatorios no esteroides sigue siendo incompleta. Los antidepresivos tricíclicos son el fármaco más usado para la CT crónica. No se encuentra una eficacia superior al placebo en muchos de los estudios sobre antidepresivos.

Todavía existe un nivel preliminar bajo de evidencia científica que apoye la efectividad de la terapia manual como tratamiento de los dolores de cabeza (5,6) aunque existen numerosos estudios que relacionan la intensidad y la frecuencia de la CT con puntos triggers activos a nivel cervical y de la musculatura suboccipital y de la articulación temporomandibular (maseteros, temporales,etc…)(7,8).

Trasciende en los sujetos que la padecen influyendo en la calidad de vida; incluso, en algunas ocasiones, el dolor puede llegar a ser invalidante durante la crisis y no permite realizar ninguna actividad al paciente. La repercusión socioeconómica y en el entorno laboral de los dolores de cabeza es importante (9).

Tratamiento

Como osteópatas entendemos la cefalea como un síntoma, no una enfermedad. Es decir, es la consecuencia de diferentes enfermedades, y por lo tanto, para solucionarla, hay que tratar no sólo el síntoma dolor, sino sobre todo, la causa que la determina. Existen una enorme cantidad de posibles causas de la CT y por ello es principal realizar un diagnóstico diferencial exhaustivo para localizar la/s zona/s responsable/s de los síntomas con los test de movilidad (10,11) y demás pruebas funcionales para poder realizar un tratamiento adecuado y personalizado para nuestro paciente. Muchas veces, el dolor es similar en pacientes diferentes y, sin embargo, la causa de la CT difiere entre ellos.

El tratamiento multidisciplinar, médico y osteopático, es la elección adecuada para la mayoría de cefaleas, incluida la CT. Desde la osteopatía podemos ayudar a que los pacientes mejoren su calidad de vida reduciendo en muchos casos la frecuencia e intensidad de la CT, incluso conseguir que desaparezca totalmente.

Sea cual sea el origen de la cefalea, siempre hay asociada una importante alteración funcional de los vasos sanguíneos que llevan la sangre a la cabeza: durante el ataque de dolor se produce una dilatación de las arterias craneales. Debido a esto, el tratamiento osteopático de la CT no puede olvidar la revisión de la movilidad de la zona dorsal alta y de la zona cervical debido al origen y sinapsis del sistema nervioso simpático autónomo que es el responsable del control autonómico de las arterias. Aplicaremos las técnicas adecuadas para eliminar las restricciones de movilidad; como técnicas de alta velocidad y corta amplitud, articulatorias, etc. Además de esto, es necesario el trabajo del tejido conectivo en tensión para devolver el equilibrio muscular y fascial. En algunas ocasiones, las CT están relacionadas con disfunciones viscerales, cicatrices de intervenciones quirúrgicas, etc. En estos casos, aplicaremos las técnicas adecuadas según el origen.

De manera preventiva, un cambio hacia hábitos  más saludables como hacer ejercicio físico suave regularmente, equilibrar su dieta, dormir bien, acostumbrarse con frecuencia a estirar los músculos del cuerpo, cuello y espalda y aprender a adoptar posturas adecuadas en las actividades de la vida diaria (ergonomía) es importante para la mejoría global del paciente.

Artículo realizado por:

 Antonio Mata Guerrero  (Fisioterapeuta D.O)

Bibliografía

  1. OMS. Cefaleas [Internet]. WHO Media centre. 2017. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs277/es/
  2. Andlin-Sobocki P, Jönsson B, Wittchen HU, Olesen J. Cost of disorders of the brain in Europe. Eur J Neurol. 2005 Jun;12 Suppl 1:1-27.
  3. Comité de Clasificación de la Cefalea de la Internacional Headache Society (IHS). 3a Edición de la Clasificación Internacional de las Cefaleas. 2013.
  4. Fernández-de-las-Peñas C, Schoenen J. Chronic tension-type headache: what is new?. Curr Opin Neurol. 2009 Jun;22(3):254-61.
  5. Cerritelli F, Lacorte E, Ruffini N, Vanacore N. Osteopathy for primary headache patients: a systematic review. Journal of Pain Research. 2017 Mar;10:601-611.
  6. Luedtke K, Allers A, Schulte LH, May A. Efficacy of interventions used by physiotherapists for patients with headache and migraine—systematic review and meta-analysis. Cephalalgia 2016, Vol. 36(5) 474–492.
  7. Sohn JH, Choi HC, Lee SM, Jun AY. Differences in cervical musculoskeletal impairment between episodic and chronic tension-type headache. Cephalalgia. 2010 Dec;30(12):1514-23. Epub 2010 Jul 7.
  8. Fernández-de-las-Peñas C, Alonso-Blanco C, Cuadrado ML, Gerwin RD, Pareja JA. Trigger points in the suboccipital muscles and forward head posture in tension type headache. Headache 2006 Mar; 46(3): 454-60.
  9. Manzoni G, Torelli P. Epidemiological classification and social impact of chronic headache. Int Emerg Med. 2010;5(1):1-5.
  10. Hall TM, Robinson KW, Fujinawa O, Akasaka K, Pyne EA. Intertester reliability and diagnostic validity of the cervical flexion-rotation test. J Manipulative Physiol Ther. 2008 May;31(4):293-300.
  11. Ogince M, Hall T, Robinson K, Blackmore AM. The diagnostic validity of the cervical flexion-rotation test in C1/2-related cervicogenic headache. Man Ther. 2007 Aug;12(3):256-62. Epub 2006 Nov 16.

¿Tienes este problema?

¡Ponte en las mejores manos!

La Clínica-Escuela de la Escuela de Osteopatía de Madrid ofrece un servicio clínico a través del trabajo profesional de fisioterapeutas finalizando sus estudios en Osteopatía, junto con profesores de la EOM de amplia trayectoria asistencial y docente.

Todavía sin comentarios, ¡sea el primero!

¿Te ha gustado el articulo? Déjanos un comentario.