La otitis estacional

otitis

¿Es la otitis una patología exclusivamente invernal?
¿Afecta únicamente a los bebes y niños?
¿Es desaconsejable nadar en piscinas durante o tras los procesos de otitis?

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que los pacientes hacen  durante sus visitas al especialista.
Para dar respuesta a estas inquietudes y ofrecer las oportunas  recomendaciones, deberemos hacer antes un repaso esquemático de las tres partes principales en que se divide el oído.

La Anatomía del Oído

Las tres partes principales en que se divide el oído son:

  • Oído externo, donde se encuentra el conducto auditivo externo que va desde el pabellón auditivo hasta la cara externa del tímpano.
  • Oído medio, cavidad conocida como caja timpánica que se continua con el conducto de la trompa de Eustaquio.
  • Oído interno, donde se alojan los órganos propios del oído (Ver imagen).
anatomia-oido-otitis

Tipos de Otitis

Conociendo estos elementos anatómicos, podemos precisar que existen dos tipos de otitis:

Por un lado las otitis externas, que se dan con frecuencia en verano, al depositarse en el conducto auditivo externo partículas infecciosas procedentes del agua del mar o piscinas que infectan la cara externa del tímpano. Esta circunstancia puede ocurrir en personas de todas las edades y sería desaconsejable bañarse en piscinas o en el mar mientras que la membrana timpánica no se haya normalizado, a no ser que se utilicen tapones que cierren herméticamente el conducto auditivo externo, protegiendo así el tímpano.

Por otro lado tendríamos aquellas otitis conocidas como otitis medias serosas, que son la inflamación del oído medio producida por virus o bacterias que provienen de la nasofaringe (también podrían ser alérgenos aunque en menor medida) y acceden a la cavidad del oído medio, causando una infección localizada, a la cual las paredes de la cavidad responden con un proceso inflamatorio caracterizado por la producción de sustancia líquida(en una otitis serosa la sustancia liquida contenida no está infectada).

Esta presencia de sustancia  líquida (exudado inflamatorio) en lugar de aire modifica la presión existente en esa cavidad, siendo este el factor responsable de la obstrucción de la trompa de Eustaquio, impidiendo así que este conducto realice su normal función de vaciado del oído medio.

Complicaciones en las “Otitis Medias Serosas”

Debemos conocer además que el exudado inflamatorio estancado, impide la vibración normal del tímpano, una vez que este recibe las ondas sonaras que viajan por el conducto auditivo externo.

Una otitis media serosa puede complicarse si la cantidad de líquido estancada aumenta hasta el punto de que la membrana timpánica no sea capaz de contener tanto volumen, provocando una herida abierta en el tímpano, permitiendo al exudado salir por el conducto auditivo externo, esto se conoce como “otitis media supurativa”.

Una otitis media serosa también puede complicarse si el líquido permanece estancado dentro del oído medio, ya que tras varias días, este liquido se infecta, provocando una infección generalizada en el conjunto del oído medio, incluyendo la membrana timpánica. Este proceso se denomina “otitis media aguda”.

¿Quién padece más la Otitis?

La otitis media no es una patología muy corriente en adultos, sin embargo, el 90% de los niños padece al menos un episodio entre los 0 y 5 años de edad.

Las otitis media más corrientes son provocadas por el virus del resfriado común(VRS) por lo que ocurren en los meses de frío, pero también se dan episodios en primavera o verano causados habitualmente por alérgenos.

¿Qué hago si mi hijo tiene Otitis?

Aunque todo el proceso de otitis media se da dentro del oído medio, sólo estaría permitido el baño en piscinas o en el mar, sin uso de tapones herméticos, en el caso de “otitis media serosa”, es decir, cuando la membrana timpánica esté integra (no haya existido supuración), ya que en caso contrario el agua pasaría directamente desde el oído externo al oído medio con el correspondiente riesgo de infecciones graves.

También se recomendaría el uso de tapones herméticos en caso de “otitis media aguda” ya que en estos casos al estar infectado el liquido contenido, habrá infectado la membrana timpánica con la que contacta directamente y no es conveniente que en esa situación, agua contaminada pudiera contactar con el tímpano.

Tapones herméticos ¿Cómo son y dónde adquirirlos?

En cuanto a la utilización de tapones herméticos, estos deben ser hechos a medida en un centro de audición especializado. En cualquier procesos de Otitis media, se ha demostrado mediante estudios científicos que el empleo determinadas técnicas manuales de tratamiento osteopático, consiguen
desobstruir el conducto de la trompa de Eustaquio , permitiendo el drenaje del exudado que se almacena en la cavidad del oído medio hacia la orofaringe, evitando las posibles complicaciones (10,11).

Recomendación

Siguiendo esta misma línea de investigación, yo mismo realicé un estudio durante los años 2013 y 2014 , a través del cual logramos evidenciar mediante el uso de pruebas audiométricas realizadas en 50 pacientes, la eficacia de la técnica de bombeo de la trompa de Eustaquio.

Comprobando como una vez conseguida la apertura de la válvula del conducto de la trompa de Eustaquio, se posibilita el drenaje y vaciado del oído medio y en consecuencia se restablece la audición de conducción.

Por todo ello recomendamos el abordaje osteopático manual como complemento al tratamiento farmacológico y como posible alternativa al tratamiento quirúrgico en la patología de otitis media.

Entra en cualquiera de nuestras clínicas osteopáticas para informarte.

Bibliografía

1 – Isaacson G. Endoscopic anatomy of the pediatric middle ear. Otolaryngol Head Neck Surg. 2014 Jan;150(1):6-15.
2- Tamargo T. Aportación al conocimiento de los acúfenos. Tesis doctoral. Madrid: Universidad Complutense de Madrid (UCM). 1994.
3- Hoberman A., Paradise J.L., Rockette H., Shaikh N., Wald E., Kearney D.,”et al.” Treatment of acute otitis media in children under 2 year of age. N Engl J Med. 2013;290:1608–16.
4-Stevens A., James S. Texto y atlas de anatomía patológica. 2a ed. Elsevier. 2001. Ruuskanen O., Heikkinen T. Otitis media: etiology and diagnosis. Pediatric Infectious Disease Journal. 1994. 13(1):S23-26.
5- Ruuskanen O., Heikkinen T. Otitis media: etiology and diagnosis. Pediatric
Infectious Disease Journal. 1994. 13(1):S23-26.
6-Harmes K.M., Blackwood RA., Burrows H.L., Cooke J., Harrison R., Passamani PP. Otitis media: diagnosis and treatment. Am Fam Physician. 2013. Oct; 1;88(7):435-40.
7. Dickson G. Acute otitis media. Prim Care. 2014; 41(1):11-8.
8. Chauhan B., Chauhan K. A comparative study of eustachian tube functions in normal and diseased ears with tympanometry and videonasopharyngoscopy. Indian J Otolaryngol Head Neck Surg. 2013 Dec;65(Suppl 3):468-76.
9. U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, Agency for Health Care Policy and Research, Clinical Practice Guideline Number 12. Otitis Media
with Effusion in Young Children , Rockville, Maryland, 1994.
10. Channell MK. Modified Muncie technique: osteopathic manipulation for eustachien tube dysfunation and illustrative report of case. J Am Osteopath Assoc. 2008 May; 108
11. Pratt-Harrington D. Galbreath technique: a manipulative treatment for otitis media revisited. J Am Osteopath Assoc . 2000 Oct; 100 (10):635-9.

 

Artículo escrito por:

Miquel García de Pereda