5 pasos para el Tratamiento Osteopático en alteraciones de la Voz

voz-2

Sabias que...

….tienes tu acento desde que naciste?

Comenzamos a formar nuestro acento desde que escuchamos a nuestros padres desde el útero materno. Estudios sobre bebés franceses y alemanes revelaron que los gritos de los recién nacidos imitaban la entonación del idioma materno.

…la posición de la laringe condiciona el tono de la voz?

Durante la adolescencia se produce un cambio en el tono de la voz que nos acompañará toda la vida sin prácticamente variar. Esto se debe al descenso de la laringe en el raquis cervical, siendo éste el principal motivo por el que las voces se hacen más graves durante la adolescencia. Cuanto más desciende la laringe más grave se hace la voz, este detalle también marca la diferencia entre ambos sexos, ya que el tracto vocal (distancia entre boca y laringe) es mayor en los hombres que en las mujeres provocando un tono más grave en los varones.

…tu voz envejecerá más lentamente que el resto de tu cuerpo?

Resulta curioso observar como la gente que trabaja con su voz, como los locutores de radio, aparentan tener menos edad de la que verdaderamente tienen, esto se debe a que la posición de la posición de la laringe apenas varia con el paso del tiempo.

Las características de la voz están muy vinculadas a la posición de la laringe en el raquis cervical, y dado que está posición apenas varia con el paso de los años nuestra voz tampoco lo hace. Podemos encontrar algún cambio significativo en los cambios hormonales más intensos como por ejemplo, la menopausia, en este periodo la mujer puede sufrir un cambio de la voz hacia un tono más grave.

Conceptos Básicos de la voz

La voz comienza en la caja torácica, cuando exprimes el aire suavemente para proporcionar un flujo controlado a través de la laringe.

Las cuerdas vocales, dos repliegues membranosos situados en la laringe, vibran de un lado a otro a medida que pasa el aire produciendo la voz, proceso donde también intervienen estructuras como los labios, la mandíbula, la lengua…

Así pues, para una correcta fonación necesitamos un correcto “engranaje” de todas la piezas que participan en el proceso, de tal modo que si uno solo de estos componentes no está en condiciones optimas de trabajar conlleva una serie de consecuencias en la voz. Por tanto, cobran aquí otra nueva dimensión de trabajo las siguientes estructuras:

  • Es el principal músculo ventilatorio, y como tal, necesitamos de un correcto trabajo para poder “nutrir” de una buena cantidad de aire a los pulmones para luego ser usado en la fonación.
  • Caja torácica. La caja torácica debe de ser flexible para permitir tanto el correcto llenado de aire como el correcto vaciado.
  • Musculatura de la laringe. Separadas en dos familias. Una musculatura extrínseca y una intrínseca. Podemos reseñar como musculatura trascendente la musculatura infrahioidea quien pondrá en relación la laringe con otras estructuras como Hioides, escápula (mediante el omohioideo) o mandíbula.
  • Mandíbula. El equilibrio mandibular resulta muy importante para la articulación de la palabra, así pues debemos valorar estructuras tan importantes como la oclusión dental, posición de ATMs o el trabajo lingual.
  • Maxilar superior. Forma parte del encaje oclusal correcto y por tanto, alteraciones en estos huesos pueden repercutir sobre la manera de articular la palabra.
  • Estructura muscular compleja en la que recaen funciones como la articulación de la palabra o la deglución. Su déficit de tono, alteración de movimiento o posición inadecuada pueden condicionar su correcta función y alterar.
voz-1

5 puntos de trabajo.

  1. Control Motor de las cuerdas vocales y la laringe.

Repasando muy brevemente la anatomía encontramos que el encargado de dar una inervación motora a las cuerdas vocales es el Nervio Laríngeo Recurrente quien es una rama del Vago.

Por tanto, se hace evidente el trabajo sobre el nervio Vago, su rama Laríngea recurrente y los desfiladeros por donde pasa.

  1. Tratamiento craneal.

El tratamiento craneal cobra importancia por dos aspectos.

  • Esfera posterior. Acabamos de poner de relieve que el Nervio Laríngeo Recurrente inerva la laringe a nivel motor (en su mayor parte). Por tanto, y dado que este nervio es una rama del X nervio craneal debemos de prestar atención a los desfiladeros por los cuales se desliza, siendo el Agujero Rasgado Posterior (ARP) un punto típico de conflicto y, por ende, un punto clásico de tratamiento.
  • Esfera Anterior. Debemos de ser capaces de garantizar que tanto el maxilar superior como la mandíbula están trabajando de una manera correcta y armónica, así pues, debemos de testar y tratar el maxilar superior, la ATM y todas las adaptaciones craneales que devengan de la patología de estas dos piezas oseas.
  1. Desfiladeros del Nervio Vago y Laríngeo Recurrente.

Después garantizar un paso libre del nervio a través del ARP debemos de garantizar una buena movilidad de la tráquea superior y de la laringe, ya que éste nervio está estrechamente relacionado con la laringe y la tráquea, de tal modo que la restricción de movilidad de la tráquea acabará alterando a la funcionalidad del nervio.

Nervio Laríngeo Recurrente y su relación con la Tráquea. Elaboración propia.

  1. Flexibilización de Caja torácica y diafragma.

Para un correcto flujo de aire por la laringe, bien sea de entrada o de salida, debemos de garantizar un correcto trabajo del diafragma y una caja torácica donde la flexibilidad sea normal.

  1. Esfera estomatognática.

Debemos también de ser capaces de valorar posición de la lengua, encaje dentario, posición de ATM, estado de maxilares superiores, equilibrio del hioides y su sitema muscular.

Cada uno de estos puntos serán de gran valor para la correcta fonación y articulación de la palabra. Así pues, debemos de centrar el tto en la cadena anterior cervical, complejo hioides-lengua y en asegurar un tono mioequilibrado de la musculatura masticadora.

Artículo realizado por:

Dr. Pedro Jose Antolinos Campillo D.O.

Todavía sin comentarios, ¡sea el primero!

¿Te ha gustado el articulo? Déjanos un comentario.