around-the-world

¿Hacemos 5.º año cada seminario en un lugar del mundo?

EOM Noticias

Irene y Tomás se hicieron esta misma pregunta y ahora nos cuentan cómo ha sido su experiencia.

 

¿Por qué decidisteis hacer un viaje a Suramérica de estas características, de tanto tiempo? 

IYT: Nos encanta viajar, ambos tenemos la homologación para trabajar en Francia y teníamos planeado ir a las Antillas francesas a trabajar, pero para irnos teníamos que parar un año la formación en osteopatía. Hablando con el profesor Francisco Cocera, nos propuso la idea de hacer el curso en Costa Rica, ya que había muchos compañeros que están en las Antillas e iban a Costa Rica, y así no perdíamos ningún año; pero al saber que los seminarios eran de una semana y cada tres meses (aproximadamente) nos planteamos la idea de hacerlo en varios países y así aprovechar para hacer turismo. Y así lo hemos hecho.

¿Cómo ha sido la experiencia de asistir a las clases de vuestro último año de Osteopatía en diferentes países? ¿Podríais contarnos en qué lugares habéis asistido a seminarios? 

Ha sido una gran experiencia y yo la volvería a repetir (desgraciadamente, es mi último año).

En España estamos acostumbrados a seminarios de fines de semana y en México (Ciudad de México) y Argentina (Buenos Aires), que son los países en los que hemos estado hasta el momento, hemos realizado seminarios de una semana, algo nuevo para nosotros, con nuevos compañeros y nuevos profesores. El formato semanal es lo que hace más fácil vivir esta experiencia, ya que en una semana haces dos seminarios y no tienes que ir varios fines de semana de diferentes meses.

Hemos conocido la forma de trabajar y otros puntos de vista de la fisioterapia y la osteopatía de otros países, por eso pienso que la experiencia es enriquecedora.

Nos queda el último seminario y el examen en Costa Rica, y estoy deseando conocer ese país.

Habéis tenido la oportunidad de conocer a otros estudiantes y compañeros en estos lugares, ¿qué tal la experiencia de conocer otras culturas, aprender de las sensibilidades de otros sitios, etc.?  

Los compañeros nos han hecho sentir como en casa, nos han enseñado sus costumbres, los mejores restaurantes, las mejores comidas (picantes, asados, pizzas…), cómo hacer el mejor mate, nos han recomendado los mejores sitios para hacer turismo, nos han ofrecido sus casas, nos han ayudado en todo lo que necesitábamos; la verdad es que la acogida ha sido buenísima.

around-the-world-1

A lo largo de los meses que habéis pasado allí, habéis tenido tiempo de viajar y conocer otros sitios, ¿cuáles son los lugares que más os han sorprendido/gustado? ¿Podríais contarnos alguna curiosidad que os haya marcado? 

IYT: Hemos estado 20 días recorriendo México. Empezamos con el seminario y luego seguimos las recomendaciones de los compañeros de clase. Creo que México ha sido un gran descubrimiento. Todo el mundo nombra la Rivera Maya cuando habla de México y, para mí, México es mucho más que la Rivera Maya. Me encantó San Cristóbal de las Casas, uno de los pueblos mágicos de México, sin duda alguna, visita obligatoria, además de que comimos genial en todos los sitios a los que fuimos. Luego, seguimos la ruta hacia Mérida (las salinas de Las Coloradas, Río Lagarto (donde vimos flamencos y cocodrilos)… La siguiente parada fue Valladolid, famosa por sus cenotes naturales, donde fuimos al espectáculo nocturno de Chichén Itzá.

Acabamos la ruta por México en la playa, días de relax en Cancún, Playa del Carmen y Cozumel (un paraíso para aquellos que adoren el submarinismo), lo que nos sirvió para reponer fuerzas para la visita a Argentina.

En Argentina lo hicimos al revés, empezamos con turismo y terminamos con el Máster. Llegamos a Buenos Aires y conocimos bien la capital gracias a guías que buscamos por Internet. Mi parte favorita de Buenos Aires es la zona de Palermo. De ahí nos fuimos a Ciudad de Córdoba, que nos habían dicho que era una ciudad con mucho ambiente, y así era: muchos bares, mucha música, mucha vida en esa ciudad universitaria que nos robó el corazón. De Córdoba nos fuimos a Iguazú a conocer una de las maravillas naturales del mundo, y ¡qué maravilla de sitio! Sin duda alguna, es visita obligatoria en Argentina. Estuvimos en ambos parques (argentino y brasileño), en el argentino estás dentro de las cataratas y es impresionante para pasar el día, y el brasileño es más cortito, pero tienes unas vistas panorámicas impresionantes. Es difícil elegir solo uno.

Yo terminé mi visita de Argentina en San Carlos de Bariloche, en la Patagonia. Me despedí a lo grande de Argentina, uno de los lugares más bonitos que he visto en mi vida, otra visita obligatoria.

Me marcó mucho la idea de las propinas en México. Para mí, la propina es voluntaria y para ellos es “voluntaria”, es decir, hay que dársela sí o sí y tiene que ser el 10 % e incluso un poco más, porque el 10 % se reparte entre el personal… En Argentina no era así, no te reclamaban de manera tan descarada.

De Argentina me marcó el mate. La primera vez que lo probamos no nos hizo mucha gracia, pero luego durante el seminario los compañeros nos invitaban constantemente y nos volvimos medio argentinos… Yo acabé comprándome mi propio mate y lo tomo frecuentemente en mi casa.

¿Cómo es la Osteopatía en los países en los que habéis estado? 

En México, por lo que nos contaban los compañeros, no es muy conocida por los pacientes. Estos acuden al fisioterapeuta y es ahí cuando empiezan a conocerla y, poco a poco, se va extendiendo la idea y haciéndose más popular, pero no lo es tanto como en otros países europeos.

En Argentina está más extendida la osteopatía que en México, aunque no tanto como en Europa. No obstante, nos contaban los compañeros que a nivel laboral les iba bastante bien y los pacientes sí conocen la osteopatía y acuden en busca de osteópatas.

También nos comentaban algunos compañeros tanto de México como de Argentina que a algunos pacientes, sobre todo a las mujeres, les cuesta un poco el hecho de quedarse en ropa interior para ser exploradas.

¿Recomendaríais esta experiencia a otros estudiantes? 

Sin duda alguna, recomendaría esta experiencia, pues es única y muy enriquecedora.

Supongo que a todo el mundo le preocupa a nivel económico. Los alojamientos y las comidas suelen ser bastante económicos. Los vuelos han sido lo que más nos ha encarecido el viaje, pero vivir la experiencia compensa enormemente. Viajar, conocer gente (compañeros de profesión de otros países) y aprender osteopatía, todo en uno.

¿Quieres tener un año así?

Fomentamos que nuestros alumnos tengan la oportunidad de vivir experiencias profesionales en otros lugares. Enriquece tu crecimiento profesional y personal.

Cooperación en Honduras, una oportunidad de cambiar tu vida
Entrevista a Ginés Almazán en ProntoPro Blog

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú