Aclaraciones sobre la “Osteopatía craneal y visceral”

La osteopatía consta de técnicas conservadoras para el tratamiento del dolor y otros síntomas de disfunción neuro-músculo-articular de la columna y extremidades, pero también interviene en disfunciones viscerales como alteraciones en el tránsito intestinal, reflujos, algias viscerales, reflejos viscero somáticos etc. y en disfunciones craneales, cráneo mandibulares o cráneo cervicales, lo que mejora signos y síntomas como neuralgias, dificultades de visión, audición, vértigos, migrañas etc.

Hay que aclarar que, estando el organismo entero interrelacionado, y este es el concepto de holismo, debe entenderse a modo de ejemplo, que las vísceras están incluidas e interrelacionadas con tejidos como ligamentos, fascias, membranas, relaciones de presión etc, entre ellas mismas y ancladas también en segmentos musculo esqueléticos, luego es muy fácil entender que disfunciones esqueléticas pueden generar fenómenos de tensión o tracción mecánicas sobre las vísceras, de la misma forma pueden aparecer algias en segmentos musculo esqueléticos, por ejemplo a nivel lumbar o cervical motivados por reflejos viscero somáticos.

La osteopatía actúa normalizando la patomecánica de esos tejidos musculo esqueléticos y viscerales en relación y facilita la disminución o desaparición de determinados síntomas tanto esqueléticos como los de origen visceral.

Todavía sin comentarios, ¡sea el primero!

¿Te ha gustado el articulo? Déjanos un comentario.