Tratamiento Osteopático de la obstrucción del canal nasolagrimal

tratamiento-obstruccion-canal-nasolagrimal

Constantemente se están produciendo lagrimas para ayudar a proteger la superficie del ojo, estas drenan hacia una pequeña abertura en la esquina del ojo cercana a la nariz que se denomina punto lacrimal; dicha abertura es la entrada al canal nasolagrimal. Si esta abertura se bloquea las lagrimas se acumulan y se derraman por las mejillas aunque el bebé no esté llorando. Esto puede suceder porque no esté desarrollado al nacer o se encuentre cubierto por una película delgada que causa un bloqueo parcial.

¿Quieres saber más sobre esta patología? Mira nuestro artículo “Obstrucción del canal nasolagrimal. Acercamiento Osteopático”

¿Cómo tratamos la obstrucción del canal nasolagrimal con Osteopatía?

El trabajo osteopático está indicado sobre todo, en aquellos casos en lo que el parto ha podido ser más largo, traumático o instrumentado y el objetivo del tratamiento es el de eliminar tensiones craneales para mejorar el bombeo neurovascular.

Como siempre en el abordaje osteopático deberemos verificar las regiones adyacentes al nivel a tratar, en este caso la región cervical alta y la base del cráneo.

También hemos de valorar estructuras vecinas que pueden influir en el resultado de la patología a trabajar, como son el complejo mandibular, paladar y complejo esfenomaxilar (1-4).

El tratamiento específico para la obstrucción consistirá en movilizaciónes de frontal, maxilar y unguis. El objetivo de estas técnicas será liberar el conducto y eliminar así posible fibrosis, que puede existir en el interior y aumentar la luz interna del mismo.

obstruccion-nasolagrimal

Mejoras

Puesto que los huesos del niño aun no han finalizado su osificación, es durante el primer año donde nuestro abordaje tendrá mejores respuestas.

Nuestro tratamiento puede mejorar los síntomas del bebe como evitar el uso de antibióticos e incluso eliminar la intervención quirúrgica; aunque es cierto que habrá casos en los que la obstrucción sea total o congénita de suma gravedad, en los que será necesario el paso por quirófano. Siempre podría ser una primera elección la opción conservadora mediante la valoración de un fisioterapeuta-osteópata que pueda verificar la existencia de mayor tensión a nivel de las estructuras que constituyen el conducto nasolagrimal y que por tanto puedan influir en el correcto drenaje de las lágrimas del pequeño (1-4).

Estudios científicos relacionados

La eficacia del tratamiento osteopático en estas alteraciones se publicó en un estudio científico del 2009, Demostraron que es efectivo en la obstrucción del conducto nasolagrimal teniendo en cuenta dos tests como son el “aclaramiento de la fluoresceína” y el “test de Jones” justo después de la praxis. Aunque dicho estudio sólo determina la mejoría a corto plazo, la realización de un tratamiento osteopático completo, como se ha propuesto anteriormente podría arrojar resultados mejores y a un medio y largo plazo (4).

Referencias

  1. Medina Ortega P. Tratado de osteopatía integral. Madrid: Sacro craneal, Centro Gaia; 1992
  2. Busquet L. La osteopatía craneal.  Barcelona: Paidotribo; 1999
  3. Torsten L. Praxis de la osteopatía craneosacra. Barcelona: Paidotribo; 2006
  4. Pérez Navarro J. Capó i Giner J. V. Eficacia de la técnica osteopática de liberación del hueso lagrimal en la obstrucción congénita del conducto nasolagrimal Osteopatia Científica; 2009 4(3): 79-85
Todavía sin comentarios, ¡sea el primero!

¿Te ha gustado el articulo? Déjanos un comentario.