Los 4 tipos de Pelvis. ¡Conócelas!

tipos-pelvis-osteopatia

¿En qué se diferencian? ¿Puede afectar a la hora de parir?

Los tócologos Caldwell y Moloy perfeccionaron una clasificación de tipos de pelvis que aún se utiliza. Ésta ayuda al clínico a comprender mejor el mecanismo del trabajo del parto.

Se basa en la medición de distintos diámetros. Y así podemos distinguir 4 tipos de pelvis:  Ginecoide,  Androide,  Antropoide y Platipeloide.

osteopatía-tipos-de-pelvis

Ginecoide:

  • Es la más frecuente en la mujer (50% de casos femeninos) y la que propicia las rotaciones clásicas de feto en el momento del parto, es la considerada más adecuada para la evolución espontanea del parto vaginal.
  • Se caracteriza por que el estrecho superior tiene forma redondeada o ligeramente ovalada. El diámetro transverso del estrecho superior tiene una longitud igual o superior que el diámetro antero-posterior.
  • Las paredes laterales de la pelvis son rectas y paralelas.
  • Las espinas ciáticas no son prominentes.
  • La escotadura sacrociática es redondeada.
  • El sacro tiene una longitud e inclinación adecuadas y su cara anterior es cóncava. El arco subpúbico es amplio, con un ángulo de alrededor de 90º.
  • La presentación se introduce en la pelvis haciendo coincidir la sutura sagital con el diámetro transverso o con uno de los diámetros oblicuos del estrecho superior; el parto evoluciona con rotación interna a posición occípito-anterior.

Androide o infundibuliforme:

  • Es una pelvis que recuerda a la pelvis masculina. Todos los diámetros son insuficientes. Es una pelvis estrecha transversalmente, el diámetro transverso máximo queda muy atrás, muy cerca del promontorio, por lo que no es aprovechable para el encajamiento.
  • El sacro es largo y las paredes convergen en forma de embudo.
  • Las espinas ciáticas son prominentes, las escotaduras ciáticas cerradas y  el ángulo subpúbico es agudo, siendo el diámetro biisquiático reducido haciendo que el descenso fetal sea más lento y que el feto se pueda encajar en transverso u occipitoposterior con posibilidad de parto instrumentalizado o cesárea

Antropoide:

  • Es también una pelvis estrecha transversalmente. En su estrecho superior, el diámetro anteroposterior es mayor que el  transverso.
  • Las escotaduras ciáticas son grandes y el sacro estrecho, resultando una pelvis larga. Las paredes laterales de la pelvis son paralelas.
  • Las espinas ciáticas no son prominentes, pero puede existir cierta reducción del diámetro interespinoso por la morfología general de la pelvis.
  • El ángulo subpúbico es normal o algo reducido.

Platipeloide:

  • Existe una disminución de los diámetros antero-posteriores con un aumento relativo de los transversos. Se caracteriza por su forma ovalada con predominio transversal. El diámetro transverso es largo y mayor que el diámetro antero posterior que es reducido, al que corta cerca de su punto medio;
  • La escotadura sacrociática es estrecha.
  • El sacro suele ser plano y recto, de longitud normal y algo inclinado hacia delante, por lo que el diámetro antero-posterior del estrecho superior es algo más corto que el estrecho inferior. El ángulo subpúbico es obtuso.
  • No favorable para el trabajo de parto, posible encajamiento transverso con gran asinclitismo. Generalmente retraso en progreso del estrecho superior y cesárea.

Para tratar a una embarazada con osteopatía, dependiendo del tipo de pelvis que tenga y las medidas que hayamos conseguido midiendo los diámetros pélvicos sabremos qué estructuras musculares, ligamentosas y fasciales tendremos que trabajar para que la pelvis se adapte a la cabeza y cuerpo del bebé y sea así menos doloroso. Sigue leyendo nuestro artículo “¿Cómo podemos favorecer el parto con Osteopatía?”

Todavía sin comentarios, ¡sea el primero!

¿Te ha gustado el articulo? Déjanos un comentario.