Manipulaciones Osteopáticas Vertebrales

manipulaciones-osteopaticas-1

La técnica que más llama la atención entre los profesionales de la fisioterapia en su proceso de aprendizaje de la osteopatía es, sin duda, las técnicas manipulativas vertebrales. Descubre en este artículo qué son las manipulaciones osteopáticas, cómo se hacen, los efectos neurofisiológicos, biomecánicos, neurovasculares y directos en el dolor que podemos ver como terapéutas.

¿Qué son las Manipulaciones Osteopáticas Vertebrales?

Son técnicas donde se emplea un impulso de alta velocidad y corta amplitud en un segmento vertebral, de tal forma que se produzca un deslizamiento de las facetas articulares dentro de los parámetros fisiológicos de la articulación.

¿Qué síntomas tiene el paciente?

El paciente presenta  dolor lumbosacro, glúteo, sacroilíaco, de la cresta iliaca y de la zona trocantérica. Puede ser producido por irritación del nervio raquídeo de los niveles vertebrales T10-T11, T11-T12 y T12-L1. También puede producir dolor en la pared abdominal, fosa iliaca, zona inguinal, zona genital. Por lo que habrá que hacer un diagnóstico diferencial con patología abdominal, lumbar, de caderas, ginecológica y urológica.

¿Cómo se hacen las Manipulaciones Osteopáticas Vertebrales?

En primer lugar se deben colocar unos parámetros primarios para localizar de manera concreta el segmento que vamos a manipular. Después, unos parámetros secundarios para focalizar la tensión en la faceta articular a manipular y, por último, “reducir el slack” (que es lo más difícil), acaba siendo la puesta en tensión de la carilla articular para ejecutar un movimiento de alta velocidad y corta amplitud que nos permita mover la carilla articular en cuestión.

¿Qué efectos tiene?

Efecto neurofisiológico.

El huso neuromuscular (HNM) proporciona información al sistema nervioso central (SNC) sobre la longitud del musculo y la velocidad a la que se produce ese cambio de longitud. En él nos encontramos fibras intra y extrafusales. La parte central de las fibras intrafusales tiene una inervación de fibras Ia y la parte periférica fibras tipo II. Esas fibras mandan la información al asta posterior medular y el control motor de esas fibras intrafusales son las neuronas motoras gamma. Las fibras tipo Ia responden mejor al cambio rápido de la longitud del músculo, mientras que las fibras tipo II responden mejor al hecho del cambio y no tanto a la velocidad en que se ha producido. El órgano tendinoso de Golgi proporciona también información del grado de tensión que tiene el músculo. La manipulación vertebral provoca un estimulo en ambas estructuras que llega al asta posterior medular y desde ahí establecen sinapsis con las neuronas motoras gamma y alfa  situadas en las astas anteriores medulares inhibiendo su influjo al músculo y, éste se relaja, reduciendo su espasmo muscular y permitiendo la mejor movilidad segmentaria.

Efecto biomecánico.

Produce una liberación del menisco articular atrapado, reduciendo la distorsión del anillo discal o liberando adherencias segmentarias

Efectos neurovascular.

En las astas laterales medulares encontramos los niveles que controlan el estímulo neurovascular de nuestro cuerpo a través de la cadena laterovertebral ortosimpática. Por lo que dentro de los efectos de la manipulación vertebral está la normalización de la vascularización arterial de las distintas estructuras de nuestro cuerpo.

Efectos bioquímicos.

Existe evidencia de nivel moderado respecto a que la manipulación de la columna influye en marcadores bioquímicos tales como el cortisol, TNFα, sustancia -p, neurotensina y oxitocina. Es decir, marcadores que no sólo están involucrados en la percepción/modulación del dolor sino también juegan un papel importante en la inflamación, la cicatrización y la respuesta inmune .

¿Por qué hay cavitación al hacer una manipulación??

Con frecuencia se escucha un ruido de chasquido o crujido, las fuerzas de cohesión impiden la separación hasta que la tracción es lo suficientemente fuerte para crear una disminución de la presión dentro de la articulación, dando lugar a la formación de burbujas de gas y vapor (fundamentalmente CO2) y a la separación súbita de las superficies articulares a una velocidad muy alta. La liberación de gases extraarticulares es la que produce el sonido de crujido o cavitación.

Conclusión

Las manipulaciones vertebrales osteopáticas, son técnicas de alta velocidad y corta amplitud.

Con unos parámetros previos para poder focalizar nuestro impulso sobre el nivel concreto a manipular, sin provocar stress en los tejidos circundantes.

Con efectos a nivel neurológico en el SNC y periférico, biomecánico, control de la nocicepción y un efecto vascular a través del sistema neurovegetativo.

Artículo escrito por:

Ramón Punzano  D.O.

Todavía sin comentarios, ¡sea el primero!

¿Te ha gustado el articulo? Déjanos un comentario.